Plataforma Ideas Democracia, Tolerancia y Libertad

Representación Política en la Región de Los Ríos

Leandro Paredes,
Pdte. Fundación Poder

Existe una serie de vocablos asociados a la representación política que en sus diversas acepciones y por su similitud suelen analizarse de un mismo modo, bajo la suposición de que aluden a un mismo fenómeno social. Pero, sin que constituya un puro ejercicio gramatical, es importante hacer algunas distinciones. Para efectos de esta columna les propongo distinguir entre la “representatividad” y la “representación”.

La primera alude al problema de la correspondencia, sintonía o legitimidad mayoritaria de ciertas instituciones colegiadas, como el Congreso o un Concejo Municipal, o de una autoridad pública, como un Diputado, un Alcalde o un Concejal. Y, en ese sentido, comúnmente se dirá que tal o cual es representativo en la medida en que logra fundarse en un procedimiento de legitimidad originado usualmente en una regla proporcional o de mayoría. Así por ejemplo, la representatividad del sistema político podemos evaluarlo en función de los grados de participación electoral que se traducen en un cierto quórum, y diremos que para elegir un Presidente no es lo mismo que vote un 22% o un 50% del total de los habilitados para elegir dicha autoridad. Sabemos que en Chile estas cifras alcanzan niveles críticos, o al menos muy por debajo de lo que ocurre en países vecinos, incluso en aquellos países de los que se dice que tienen una democracia rota.

Representación política

Por otro lado, la “representación” supone un concepto mucho más complejo y menos procedimental que el anterior si lo analizamos como un fenómeno social. Se trata fundamentalmente del conflictivo, contradictorio y contingente proceso mediante el cual sujetos, identidades o intereses de distinto tipo se proyectan desde la sociedad y la cultura hacia el campo de lo político, el Estado y el Derecho. En el viejo lenguaje de izquierda, alude a la relación entre la estructura social y la superestructura ideológica. Pues bueno, este complejo proceso, esta relación entre la sociedad y la política se encuentra mediada por la “representación”, o para ser más claro cuando un sujeto, una identidad o un interés es capaz de proyectarse al campo de la política, el Estado y el Derecho, en rigor alcanza una cierta representación. Por ejemplo, desde el momento en que constitucional y legalmente la educación en Chile puede en algunos casos perseguir fines de lucro, significa que el interés social propio de aquellos que persiguen lucrar, como las empresas, tienen representados sus intereses en ese ámbito de la realidad social, y por el contrario, otros intereses sociales que se articulan, como que la educación sea un derecho social donde no esté presente ni el lucro ni el mercado, no alcanza tal representación política.

…un proceso mental

Se trata, a la larga, de aquel modo en que la psicología como ciencia entiende la representación como proceso mental, esto es el mecanismo cognitivo que nos permite, a través de imágenes o símbolos, que aquello que está presente en la realidad  – un objeto o un evento – se haga presente en la mente (re-presente). Para el caso de la representación política se trata, por lo tanto, del mecanismo mediante el cual aquello que está presente en la sociedad y la cultura se hace presente a su vez en la política, el Estado y el Derecho. Sobre esto, ya he planteado en una columna anterior, que Chile posee una crisis de representación, ya que hay una incapacidad del sistema político de representar intereses sociales diferentes a los del sector social hegemónico, es decir, el gran empresariado, de base global (o transnacional) o local, tipo de crisis que explica la totalidad de los problemas que hoy nos afectan como sociedad.

Función de los Partidos Políticos

En las democracias contemporáneas, y aún más en las democracias parlamentarias, una de las herramientas fundamentales de representación política son los Partidos Políticos o como en el último tiempo, por las complejidades que alcanza la sociedad actual, altamente heterogénea, en vez de los partidos son las alianzas políticas, que generalmente se presentan a su vez como alianzas electorales, aunque es importante anotar que no son lo mismo. En este sentido, los organismos colegiados de representación política, como el Congreso, los Consejos Regionales o los Concejos Municipales, son los que preferentemente grafican este complejo proceso de representación social y política, y es allí donde aparecen representados precisamente los Partidos. Actualmente, por la irrupción reciente del Frente Amplio y nuevas alternativas políticas como EVOPOLI, Ciudadanos, Acción Republicana y otras, en el plano municipal la representación de los partidos grafica fundamentalmente un esquema binominal, con representación de los partidos tradicionales de Chile Vamos y la Concertación, por lo que en las próximas elecciones municipales, ese esquema debería variar, como varió en el Congreso en que apareció por ejemplo la bancada Frente Amplio producto de las elecciones en 2017.

Miremos nuestra Región

Veamos qué pasa con la representación de los Partidos en la Región. En el cuadro de abajo aparece la cantidad de Concejales por Partido Político, en la que destaca en primer lugar la alta cantidad de Concejales independientes, que contabilizan 17 en total, entre los de Chile Vamos y la Ex Nueva Mayoría. A su vez, los Partidos nuevos como EVOPOLI o Partido Comunes (del Frente Amplio) solo contabilizan un Concejal. La mayor parte de la torta se la reparten fundamentalmente Renovación Nacional, el Partido Socialista y la Democracia Cristiana, que constituyen los Partidos que precisamente lideraron la transición política desde la dictadura al régimen democrático actual. Entre ellos concentran casi el 50% del total de Concejales de la Región, y detentando cada partido a lo más 2 escaños y con un panorama en que mayoritariamente en cada comuna existe alta diversidad de representación, ya que los escaños se dividen prácticamente en la misma cantidad de partidos (5 o 6), resulta interesante lo que ocurre en Lanco, en que justamente los 3 partidos que concentran la representación de la Región a su vez concentran los Concejales de dicha comuna (DC, RN y PS).

En definitiva, como se apuntó cabe tener presente que probablemente en las próximas elecciones municipales este cuadro se modifique y disperse más, lo cual es deseable, pues los Concejos Municipales son espacios que requieren dotar a la comuna de una representación política diversa y amplia.


Comparte:

¿Por qué las regiones no tenemos poder?

Cuando uno se aproxima a la interrogante “¿Por qué las regiones no tenemos Poder?” es inevitable llegar a la conclusión de que la ausencia de…

Leer mas

Manfred Max-Neef: Gran hombre, gran amigo.

Un gran hombre no es aquel a quien sirven muchos, sino uno que sirve a muchos. La mejor forma de servir a muchos, es empleando…

Leer mas

Y ahora ¿Quién podrá Informarnos?

Ante los acontecimientos que actualmente se viven en Chile, es imposible no referirse a la influencia que tienen los medios de comunicación de masas (MCM),…

Leer mas
Sobre el autor

Herman Manriquez: