Plataforma Ideas Democracia, Tolerancia y Libertad
octubre 30, 2019 / 0 Comentarios / Conflicto, Gobierno, Política

Y ahora ¿Quién podrá Informarnos?

Claudio Castro Guzmán
Periodista

Ante los acontecimientos que actualmente se viven en Chile, es imposible no referirse a la influencia que tienen los medios de comunicación de masas (MCM), donde diversas estrategias de manipulación social están siendo utilizadas en desmedro de la opinión pública. Hace varias décadas, Edward Bernays creó el concepto/rol de relaciones públicas, cuyo objetivo fue implantar ideas capitalistas en la sociedad norteamericana, y que también serían utilizadas por los nazis -bajo el concepto de propaganda política- para reclutar soldados[1], acontecimiento que ya sabemos cómo culminó.

Por esto, es lamentable observar que los canales de televisión chilena, quienes como MCM “tienen la obligación de descubrir la verdad e informar de ella” (Herman & Chomsky, 1990)[2], se hayan dedicado al sensacionalismo, vulnerar la dignidad de las personas, agravar informaciones y dar a conocer hechos de forma parcial y tendenciosa, acusaciones que llegaron al Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en poco más de una semana de manifestaciones[3].


El quinto poder

Con internet aparecieron las redes sociales y el concepto de viralización adopta una nueva arista; ya no son relacionadas únicamente con virus y enfermedades, sino que con el esparcimiento de información, lo que se ha convertido en el nuevo mangual de esta generación.

No deberíamos estar sorprendidos con este fenómeno, pues a principios del presente siglo internet fue denominado como “el quinto poder”[4], convirtiéndose en un poder popular de todas y todos.

Internet es un espacio donde cualquiera puede publicar, esto puede parecer perjudicial frente al bombardeo publicitario que debemos ingerir desde el primer minuto que navegamos por cualquier página web.  No obstante, en  redes sociales podemos obtener una mayor pluralidad y heterogeneidad de información, no como en varios MCM nacionales y su carente grado de objetividad, observando el mismo tratamiento informativo pero narrado por un distinto rostro, dejando al espectador, auditor o lector con una sola visión y que después promulga como “la verdad absoluta” porque lo dijeron en la TV, la radio o apareció en el diario.


La mano creativa de los internautas

Un ejemplo histórico de lucha contra la opresión es el de la artista visual chilena Lotty Rosenfeld, miembro del Colectivo Acciones de Arte (C.A.D.A), quien a mediados de los 80’s creó el “NO +”, consigna de lucha social que ha perdurado hasta los días de hoy[5]. Mucho más actual y que se relaciona directamente con internet, es la acusación del senador Manuel Ossandón, quien aseguró que mediante un videojuego planificaron quemar las estaciones del Metro[6]; cierto o no, es la mejor ejemplificación del poder que tiene la tecnología y el uso de internet como instrumento de conectividad social. Si fue real, es una genialidad; si fue falso, es una brillante idea. Gracias senador.

En dictadura no se contaba con internet, solo el relato o, como mejor opción, la fotografía, los audios y el audiovisual, evidencias poderosas para criminalizar incluso al mismo Pinochet, pero que fueron censuradas o destruidas, salvando una mínima parte y que ha llegado a ser irrisoriamente cuestionada por la justicia chilena. Pero estamos en el año 2019 e internet juega un rol fundamental, su inmediatez, hipertextualidad y capacidad de albergar información se ha transformado en las principales características para registrar todo el vejamen que a diario ocurre en el mundo.

“La Prensa Miente”

A raíz de esto, el pensamiento crítico de la opinión pública ha puesto en boga la frase “la prensa miente”, y esto porque las y los ciudadanos están siendo capaces de discernir los códigos de los medios de comunicación y la manipulación que hay en ellos, por eso los MCM pasaron a ser dirigidos por los que protestan en las calles y buscan que sus derechos se respeten; los nuevos MCM son las redes sociales, la nueva arma que tiene la sociedad para manifestar su descontento, resguardarse y seguir luchando.


[1] Jimmy Leipold (director). (2017). Propaganda, la fábrica del consentimiento. Francia.

[2] Herman, E., & Chomsky, N. (1990). Los guardianes de la libertad. Barcelona: Grijalbo.

[3] Canal 13 y Mega lideran denuncias en el CNTV por cobertura de manifestaciones sociales. (2019, octubre 25). https://www.publimetro.cl/cl/entretenimiento/2019/10/25/canal-13-mega-denuncias-cntv-manifestaciones.html

[4] Ignacio Ramonet: El quinto poder, Le Monde Diplomatique, octubre de 2003.

[5] María Pallier (directora). (2013). Metrópolis – Lotty Rosenfeld. España.

[6] Ossandón afirma que quienes quemaron estaciones del Metro se organizaron a través de los videojuegos. (2019, octubre 22). https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2019/10/22/ossandon-afirma-que-quienes-quemaron-estaciones-del-metro-se-organizaron-a-traves-de-los-videojuegos.shtml


Comparte:

Tiempos Complejos

Actuar en “Tiempos Complejos” es la tarea que no sólo tienen los gobiernos, sino también las empresas y las comunidades. Cada crisis que viven los…

Leer mas

Formar [email protected] no es optativo

El tema de la educación vuelve a estar en primera línea en la discusión pública en Chile. Al parecer, es una herida abierta y que…

Leer mas

Valdivia ¿Mejor ciudad para vivir en Chile?

En enero de este año resonó en la opinión pública local la encuesta “Barómetro Imagen Ciudad” que situó a Valdivia como la mejor ciudad para…

Leer mas
Sobre el autor

Herman Manriquez: